El reciclaje de envases de vidrio representa la evolución y el compromiso de la sociedad con el desarrollo sostenible . Es imprescindible para luchar contra el cambio climático, evitar la sobreexplotación de los recursos naturales y preservar nuestro planeta.

Al contrario de lo que podamos pensar, contribuir a la mejora y preservación del medioambiente  es cosa de todos, no solo de las diferentes administraciones a través de políticas ambientales, y reciclando envases de vidrio contribuimos en gran manera a esto. El sector de la hostelería genera el 50% de los envases de vidrio de un solo uso del mercado, por lo que su contribución es esencial.

Los hosteleros desempeñáis un papel fundamental y contribuís cada día con vuestras acciones a que la tasa de reciclaje de vidrio en España vaya en aumento desde que se implantó hace veinte años  el sistema actual de Ecovidrio, que se caracteriza por ser  accesible a toda la ciudadanía.

Los beneficios ambientales de reciclar vidrio son enormes ¡No pierdas detalle!

- Evita la extracción de nuevas materias primas. El vidrio es un material que puede ser reciclado al 100% y tiene infinitas vidas. Por ello al depositar los envases de vidrio en el contenedor verde evitamos el uso de nuevas materias primas como la arena de sílice, carbonato de sodio y arena caliza. Al reciclar vidrio estamos evitando la degradación del suelo.

- Frena el crecimiento de los vertederos. Separar en casa todo tipo de residuos es vital para preservar el medioambiente. Los contenedores del vidrio fueron uno de los primeros en aparecer en España junto a los de cartón, en las calles de nuestras ciudades. Desde 1998 hemos reciclado 12 millones de toneladas de envases de vidrio en España. Si pusiéramos los envases de vidrio de pie y en fila, ¡podríamos ir a la Luna y volver 10 veces!

- Ahorramos energía: el uso de calcín (vidrio reciclado) para fabricar nuevos envases permite ahorrar energía. El motivo es que su temperatura de fusión es inferior a la que necesitarían las materias primas como la arena o la caliza.

- Evita emisiones de CO2: Reciclar el vidrio es luchar contra el cambio climático. El vidrio se recicla al 100% y sirve como materia prima para fabricar nuevos envases. Durante este proceso se evitan emisiones de CO2 a la atmósfera, uno de los principales causantes del calentamiento global.

Para que os hagáis una idea reciclando tan solo tres botellas de vidrio ahorramos energía para lavar la ropa de cuatro personas tres veces o para cargar un Smartphone durante casi un año.

El año pasado reciclamos 789.235 toneladas de residuos de envases de vidrio. Gracias ello se evitó la emisión de 550.077 toneladas de CO2: equivalentes a retirar 134.700 coches de la circulación durante un año.

Gracias a todos los ciudadanos pero especialmente a vosotros, los hosteleros, hemos conseguido que 7 de cada 10 envases de vidrio se reciclen. Y todos podemos mejorar esa cifra porque una planeta sostenible  es el mejor legado que les podemos dejar a las generaciones futuras.